El cobalto está fundido en el acero: una broca completamente de cobalto no sería útil ni usable, ya que se rompería. El acero es la clave de que la broca cobalto resista mayor temperatura.

Protege tu integridad

Cada trabajo entraña unos riesgos para tu cuerpo según la zona que pueda ser afectada y el tipo de herramienta. En este caso, el uso de gafas es más que recomendable. Tus ojos y manos deben estar bajo la protección de unas gafas protectoras y guantes homologados. Por el tipo de acción, al taladrar una superficie vamos a generar materiales volátiles, que en el caso de virutas de acero pueden llegar dañar severamente nuestros ojos.

Escoge la broca adecuada

Cada tipo de trabajo requiere de una broca específica. El tamaño y tipo de broca debe ajustarse perfectamente a la necesidad. Esta decisión y conocimiento no solo juega a favor de ahorrar tiempo en tu trabajo, sino también es un punto clave para evitar accidentes. Intenta no usar una broca estándar en trabajos que requieran dureza: es mejor la broca cobalto, por su precisión y porque aguanta la elevada temperatura que se generará.

Mantenimiento

Mantén la herramienta afilada y limpia.

Marca la superficie

Usa adhesivo enganchado a la broca para guiarte en cuanto a la profundidad a la que quieres llegar.

Ritmo lento y constante

Evita las prisas. El mejor resultado lo obtendrás si te mantienes a un ritmo constante y firme. Esto te permitirá también mantener la broca recta.

Temperatura

Vigila la alta temperatura. Para si es necesario, porque la falta de refrigeración puede dañar tu equipo.

Recuerda que la seguridad en el puesto de trabajo es responsabilidad compartida por el responsable de la operación y el operario. Cada uno tiene sus deberes y obligaciones. No solo es necesario seguir estos conejos de uso de la broca cobalto sino que, estarás de acuerdo que pueden evitar accidentes. ¿Cuál es tu experiencia con este tipo de brocas?